No se vayan aún

Para las personas con quienes comparto algunos genes, pero no puntos de vista. 

Los y las quiero. Siempre.

Llevo pedazos de ustedes adentro, 

pequeños fragmentos que compartieron conmigo, 

todos más pequeños que una partícula de polvo.

Están enraizados en mi mente,

muy profundo,

se sienten míos y de ustedes, 

al mismo tiempo. 

Peleo contra ellos, 

contra mi misma, 

contra esa parte que quiero perder,

pero no completamente. 

Por favor quédense. 

No quiero sus partes, 

no todas al menos. 

Algunas sirven,

de vez en cuando.

Lo que no me gusta lo puse en la puerta de entrada, 

o de salida,

como quieran verlo.

Está abierta, 

siempre. 

No se vayan. 

Déjenme regresar algunos fragmentos, 

tal vez quieran alguno de los míos a cambio. 

No son perfectos, 

están un poco rotos, 

duelen por momentos, 

pero son míos,

completamente míos. 

Hablemos de esto, 

aunque estemos cansados, 

aunque la batalla se sienta perdida, 

aunque no nos reconozcamos.

Armemos algo nuevo, 

algo que podamos llevar todos. 

Será nuestra pequeña tregua.

Perdón por regresar los pedazos, 

ahora me doy cuenta

que siempre fueron suyos,

completamente suyos. 

Yo solo los usé por un tiempo.

Dejé algunos míos a la salida 

o la entrada, como sea.

Tómenlos prestados un rato, 

si quieren.

No se vayan aún.  

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s