Día 1. Más tristeza que persona.

Soy más tristeza que persona,

al menos hoy, en este segundo.

Siento a la emoción moverse,

colarse por cada terminación nerviosa,

poner banderas de conquista en cada célula

hasta ocupar cada espacio de este cuerpo,

hasta ya no respirar si no es para sacar fuerza,

expulsar a las lágrimas.

Estoy triste, quiero decir, pero los labios traidores se curvan en una sonrisa

y de ellos saldrán bromas, te quieros, y palabras de aliento.

Nadie creerá que adentro todo está vacío,

todo duele.

No es la actitud. No estoy distraída.

Es la cabeza que juega a meter zancadilla

para que caiga y me hunda en el frío océano.

No importan las ganas de comerme al mundo,

ni los pendientes,

ni la gente que repite una y otra vez que voy a estar bien

porque esto solo es una etapa.

Soy más tristeza que persona, me urge gritar

pero solo le doy sorbos al té verde

porque el café también se volvió amigo de los días tristes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s